Silencio

sábado, 16 de abril de 2016

Queda todavía un largo camino. No me mires con esos ojos; en realidad la culpa es tuya por juntarte a mí ese día. Yo no quería conocerte, fue el alcohol el que me obligó a bailar contigo 5 minutos y calmar tus ansias de besarme. ¿Cuánto ha pasado desde aquel día? ¿Y qué hemos conseguido con todo esto? Nada. No voy a recurrir a tópicos que al final no dicen nada. Ni somos como el agua y el aceite, ni somos dos nubes en dirección contraria. Sencillamente, dejamos de ser hace mucho. Olvídate, porque yo no voy a ofrecerte mi mano y tú no vas a cogerla. Se acabaron todos esos planes de cambiar y mejorar: juntos somos peores. Asúmelo. Borra mi número, borra tus ojos porque no quiero ver esas lágrimas. Ya nada va a cambiar. Todo esto tendrías que haberlo imaginado ese día que te acercaste a mí. Así que cómete todos esos kilómetros que aun por encima nos distanciaban, y vete. Porque queda todavía un largo camino. 

1 comentario:

  1. Madre de Dios pero que bien escribes
    Miles de felicidades Guapa
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por regalarme unos minutos de tu tiempo <3

By WO Designs. Con la tecnología de Blogger.